Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo limpiar y cuidar tus turquesas: consejos y más

Curiosidades sobre la piedra turquesa

Cómo limpiar turquesas: cuidados, consejos y más

Las turquesas son piedras preciosas que se caracterizan por su hermoso color azul verdoso. Son muy apreciadas en la joyería y se utilizan en la creación de todo tipo de accesorios, desde anillos y pulseras hasta collares y pendientes. Sin embargo, al ser una piedra porosa, requieren de cuidados especiales para mantener su brillo y color original. En este artículo, te brindaremos algunos consejos sobre cómo limpiar tus turquesas y mantenerlas en perfecto estado.

Cuidados básicos para tus turquesas

Antes de comenzar con los consejos de limpieza, es importante que tengas en cuenta algunos cuidados básicos para tus turquesas:

  • Evita exponer tus turquesas a productos químicos agresivos, como perfumes, lociones o productos de limpieza. Estos pueden opacar el brillo de la piedra y dañar su superficie.
  • Protege tus turquesas de los golpes y arañazos. Al ser una piedra relativamente suave, es susceptible a sufrir daños si se golpea contra superficies duras.
  • Evita exponer tus turquesas a altas temperaturas. El calor extremo puede alterar el color de la piedra y afectar su brillo.

Cómo limpiar tus turquesas

Para mantener tus turquesas limpias y en buen estado, puedes seguir estos sencillos pasos:

Paso 1: Limpieza suave

Lo primero que debes hacer es limpiar suavemente tus turquesas con un paño suave y seco. Esto ayudará a eliminar cualquier suciedad o residuo superficial que pueda haber acumulado en la piedra.

Paso 2: Limpieza con agua y jabón

Si tus turquesas necesitan una limpieza más profunda, puedes utilizar agua tibia y jabón suave. Llena un recipiente con agua tibia y añade unas gotas de jabón suave. Remoja tus turquesas en esta solución durante unos minutos y luego frota suavemente la piedra con un cepillo de dientes de cerdas suaves. Asegúrate de enjuagar bien las turquesas con agua limpia para eliminar cualquier residuo de jabón.

Paso 3: Secado y pulido

Una vez que hayas limpiado tus turquesas, es importante secarlas adecuadamente para evitar la acumulación de humedad. Utiliza un paño suave y seco para secar las piedras cuidadosamente. Si deseas darle un brillo adicional a tus turquesas, puedes pulirlas suavemente con un paño de algodón.

Consejos adicionales de como limpiar turquesas

Aquí tienes algunos consejos adicionales para el cuidado de tus turquesas:

  • Guarda tus turquesas por separado de otras joyas para evitar arañazos.
  • Evita exponer tus turquesas a la luz solar directa durante largos períodos de tiempo, ya que esto puede desvanecer su color.
  • Siempre quítate tus turquesas antes de realizar actividades físicas intensas o trabajar con productos químicos.

Si estás interesado en obtener más información sobre las turquesas, puedes visitar nuestra página web turquezas.com. Allí encontrarás una amplia variedad de artículos relacionados con las turquesas, desde su origen y significado hasta consejos de compra y cuidado. ¡No te pierdas la oportunidad de descubrir todo lo que necesitas saber sobre estas hermosas piedras preciosas!

jhosep66@gmail.com

jhosep66@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquezas.com

Aqui encontraras todo sobre productos de colores turquesa desde la lencería hasta los accesorios de cocina, asi que te invitamos a que tomes asiento muy comodamente y disfrutes de nuestra gran variedad de productos.

Post Recientes

Siguenos en Facebook

Video de la Semana