Cómo combinar el turquesa según el contexto

Combinar el turquesa

El turquesa es un color que debe tanto su tonalidad como su nombre a la gema semipreciosa que lleva el mismo nombre. Se trata de un buen intermedio entre el color verde y el azul. Además, dependiendo del contexto en que quieras combinar el turquesa, puedes ponerlo junto a unos colores u otros.

Desde el punto de vista de la psicología del color, se dice que el turquesa favorece la concentración y tiene efecto relajante. Se trata de un color muy versátil que por ello puede resaltar o darle calidez a un espacio. También puede causar este efecto en tus outfits y va muy bien tanto con tonalidades afines, como contrastantes.  Entre los colores afines del turquesa, podemos hablar de:

  • El color blanco
  • El color beige
  • El color gris
  • El color crema
  • El rosa pálido.

En cuanto a los colores contrastantes con el turquesa, también puedes obtener hermosos resultados con:

  • El color amarillo.
  • El color fucsia.
  • Y definitivamente se verá espectacular con el dorado.

Combínalo en decoración

Es un color muy recomendado y que se utiliza mucho para decoración de interiores. Esto se debe a que dispersa muy bien la luz haciendo que los espacios se sientan mucho más cálidos.  El turquesa es un color fijo en las decoraciones al estilo francés, nórdico e inglés. Funciona muy bien en paredes, muebles, cojines e incluso adornos o electrodomésticos, resaltando con el color blanco. Esta combinación proporciona un resultado relajante que propicia el descanso en habitaciones y ofrece calidez al convertir espacios como salones en lugares acogedores.  La forma más frecuente y quizás segura de utilizarlo es con una base color blanco, jugando con las diferentes intensidades de este color que existen. Puedes usar un tono más claro o más oscuro, dependiendo de tu preferencia. Combinar el turquesa de esta manera se vuelve muy sencillo, pero elegante.

Cómo combinar el turquesa en decoración

Este color también puede darle un efecto de amplitud a espacios pequeños cuando se utiliza en una pared, o como un detalle en una de las paredes.  En otro tipo de espacios puedes incorporar el color turquesa en muebles. Este puede ser un elemento decorativo que rompa la monotonía y dé alegría a un ambiente sin romper con la armonía o resultar demasiado “estridente”.  También ofrece maravillosos resultados si se utiliza en detalles como cojines, una alfombra e incluso algunos estampados. Otros accesorios que funcionan muy bien para combinar el turquesa dentro de un espacio son los jarrones, las velas, las macetas y las bandejas.

Si lo que quieres al combinar el color turquesa es obtener un estilo nórdico, es bueno combinarlo con otros elementos que lo complementan. Entre estos, destaca el uso de la madera sobre todo de colores claros, muebles sencillos y gran luminosidad en los espacios. Pero, sin duda, combinar el turquesa en cualquiera de sus diferentes tonalidades dentro de los espacios es obligatorio.

En el estilo francés, por otro lado, se suele combinar el color turquesa con muebles antiguos, muchos espejos y ventanas muy decoradas. Dándole al espacio un estilo vintage que está muy de moda últimamente.

Combinar el turquesa en la ropa y accesorios

El color turquesa es muy apreciado también a la hora de vestir. De hecho, fue considerado el color tendencia del año 2020 venciendo incluso a las estaciones frías al presentarse en abrigos, suéteres y faldas.  En las estaciones más cálidas, siguió aún más presente en telas floreadas y un sinfín de estampados que fueron utilizados en la pasada temporada primavera verano y que todavía se siguen usando.

No cabe duda que combinar un vestido turquesa con accesorios en color neutro, como zapatos de colores nude o pulseras y zarcillos dorados siempre resultará en una combinación favorecedora. Además puede resultar muy hermoso si se utiliza en faldas, pantalones o blusas.

El turquesa también puede utilizarse en detalles o accesorios que realzan un look, pues el turquesa también tiene gran aceptación en accesorios como bolsos, collares y zarcillos.  En piezas como anillos o zarcillos con base de plata, las imitaciones de turquesa o la piedra en sí  misma resaltan de forma maravillosa. Esto hace que la pieza funcione muy bien como centro principal de una vestimenta, pues proporciona un fondo negro. También, de manera particular, combinar el turquesa en forma de collar con una blusa color blanco siempre resultará en una combinación impactante. Los pañuelos de color turquesa, o con estampado de este color, también combinan muy bien sobre colores como el crema o el rosa. Adicionalmente, combinar el turquesa con un fondo de color dorado no dejará mal a quien lo lleve.

¿Y en el caso del diseño?

Al combinar el turquesa no se trata solo de moda. Este color tiene otras funciones en ámbitos como el del diseño gráfico, el diseño publicitario y el diseño industrial. Pero mirando el efecto que se logra en los diferentes tipos de diseño, es importante decir que se selecciona una paleta de colores que esté acorde con las necesidades del cliente. Esto, generalmente se logra combinando colores afines fríos como el turquesa. Pero también se logra con el naranja, fucsia, amarillo, rojo y morado que, al combinarlos, logran influir en las emociones, opiniones e incluso decisiones.

Existen muchas formas de incorporar el color turquesa a tu vida. Si quieres hacerlo, entonces no te limites, En Turquezas todo lo que puedes necesitar para hacerlo y el único límite será tu imaginación.

Luna

Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquezas.com

Aqui encontraras todo sobre productos de colores turquesa desde la lencería hasta los accesorios de cocina, asi que te invitamos a que tomes asiento muy comodamente y disfrutes de nuestra gran variedad de productos.

Post Recientes

Siguenos en Facebook

Video de la Semana