Lámpara turquesa: prueba estos estilos únicos

lámpara turquesa

Existen una variedad de elementos a considerar cuando compras una lámpara, pues no se trata solo de un adorno, también debe ser funcional. Por un lado está el tipo de iluminación que necesitas para el área en que la ubiques, luego debes pensar en el tipo de lámpara que funciona dentro del espacio que le has asignado y por último el estilo decorativo que deseas. Claro que, si eres como nosotros, probablemente querrás incorporar una lámpara de color turquesa a la decoración de tu hogar. Por eso hoy te enseñaremos a escoger la que mejor te funcione.

Tipos de iluminación

El tipo de iluminación que utilices en un lugar u otro puede variar dependiendo de tus gustos y necesidades, además del objetivo del espacio donde se ubicará la luz. La iluminación puede ser:

  • Directa: tiene como objetivo iluminar algo en particular, bien sea el trabajo o un libro. Este tipo de iluminación genera sombras y es muy utilizada en los escritorios de ilustradores y estudiantes por igual. Para utilizar este tipo de iluminación, también debes recordar ubicarla de modo que no te dé directo en los ojos para evitar dolores de cabeza.
  • Indirecta: se trata de una luz más sutil y relajada porque ilumina el espacio al reflejarse contra el techo o la pared. Como su luz es suave y no genera sombras ni destellos intensos y ayuda a relajarte en la sala o antes de dormir.
  • Mixta: Es el tipo de iluminación más adecuado. Combina la directa con indirecta y funciona no solo para crear ambientes únicos, sino también para que la luz se parezca más a la del sol y se pueda escoger entre un ambiente relajante o uno que promueve la actividad.

Factores a considerar al escoger tu lámpara turquesa

Piensa en el tipo de lámpara quieres usar. Existen una infinidad de modelos de lámparas de todos tamaños y tipos (de techo, de mesa, de pie, plafones, apliques, empotrables, etc.). Puedes conseguir una que necesite varios bombillos o uno solo y, dependiendo del tamaño de la habitación dónde planeas ponerla, puedes optar por diferentes tipos de lámparas.

Además, debes elegir la luz adecuada. Puedes encontrar gran variedad de bombillos y escoger entre distintos tonos de luz, consumo eléctrico y el calor que emiten. Todo esto hace que varíe el efecto que causan las luces en conjunto con la decoración de tu hogar y su entorno.

Cómo iluminar distintos ambientes

La forma en la que ilumines el ambiente, dependerá del objetivo de la habitación en la que vayas a poner tu lámpara. Estos son solo algunos consejos al respecto:

  • Los focos empotrables, lámparas de escritorio y algunos modelos de lámparas de techo con luz directa, pues carecen de una pantalla. Esta luz es perfecta para trabajar, siempre que cuides que el brillo del bombillo no entra en tu campo visual, sino que se esparce por toda la habitación, o se concentra en el trabajo que estás realizando.
  • Las lámparas con pantalla, cuentan como un tipo de iluminación indirecta porque crean una iluminación agradable y sutil. Este tipo de lámparas normalmente son de mesa o de pie, aunque hay otros modelos que también usan pantallas. Este tipo de lámparas se usan tanto en mesas de noche y en general en espacios en que el objetivo es relajarse. Además, la intensidad de su luz puede variar si la pantalla es más clara u oscura.
  • Cuando tienes ambos tipos de lámparas en un solo ambiente, obtienes un tipo de iluminación mixta. Este tipo de iluminación es perfecta para ambientes en dónde a veces trabajas y otras te relajas. Además, al iluminar un ambiente de esta forma, la energía que transmite será completamente diferente dependiendo de la luz que prendas.

¿Y si además quieres una lámpara turquesa?

Una lámpara de un tono turquesa oscuro, siempre irá bien en habitaciones pintadas de gris claro u oscuro, blanco o negro. Sin embargo, no solo va bien con esos colores, así que aquí te dejamos algunas combinaciones que te pueden gustar:

  1. Colores cálidos (naranja, amarillo, marrón): entre los colores que irían bien con una lámpara de color turquesa, están los tonos cálidos. Especialmente los tonos tierra y matices amarillos. El color mostaza se ve muy elegante en combinación con un turquesa oscuro. El color amarillo, por ejemplo, genera una sensación de luminosidad que trae el sol a casa y por lo que una lámpara turquesa brillante le da una frescura particular.
  2. Tonos rosados y morados: estos colores se ven muy bien en combinación con el turquesa independientemente de que tan claros u oscuros que sean. Sin embargo, si pones una lámpara turquesa en una habitación que está pintada de rosa pálido o un lila claro, destacará de forma hermosa.
  3. Combinado con rojo: La combinación de tonos rojos y turquesas es particularmente bonita durante la época del otoño porque son colores que le caracterizan. Cuando los días se acortan, solemos apartar los colores claros. Por lo que agregar una lámpara turquesa a una colorida mezcla de diferentes tonos rojos hace que tu hogar tenga un contraste hermoso. Los colores fuertes suelen alegrar el hogar al igual que nuestros estados de ánimo. Es una combinación perfecta porque el turquesa da frescura al ambiente y el rojo crea una sensación acogedora.

Existen muchas formas de incorporar el color turquesa a tu vida. Si quieres hacerlo, entonces no te limites, En Turquezas todo lo que puedes necesitar para hacerlo y el único límite será tu imaginación.

Luna

Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquezas.com

Aqui encontraras todo sobre productos de colores turquesa desde la lencería hasta los accesorios de cocina, asi que te invitamos a que tomes asiento muy comodamente y disfrutes de nuestra gran variedad de productos.

Post Recientes

Siguenos en Facebook

Video de la Semana