Mezcla el turquesa perfecto para tus ideas

Mezcla el turquesa

En este artículo queremos enseñarte a hacer la mezcla del turquesa perfecto que estás buscando mediante la unión de pinturas de color azul, amarillo y blanco o azul, verde y blanco. La idea es que aprendas a hacer un tono de turquesa azulado así como también un tono de turquesa verdoso, a la vez que te explicamos cómo debes aclararlo para lograr los tonos más claros de turquesa.

Entonces, ¿por dónde empezamos? Pues bien, prepara en tu paleta los colores de pintura que vas a necesitar. Como explicamos antes, en un principio vas a usar el blanco. Luego te explicaremos como puedes sustituir el amarillo por el verde, sin embargo, inicialmente vas a mezclarlo con amarillo, ya que es más fácil.

Mezcla el color turquesa oscuro

Para empezar, vas a mezclar un color azul verdoso que podrás utilizar como base. Este color servirá como punto de partida para mezclar los diferentes tonos de color turquesa. La idea es bastante simple, vas a poner un poco de azul en la paleta y le vas a agregar amarillo, luego mézclalos.

Para que puedas conseguir el tono de azul verdoso oscuro que buscas, es importante utilizar pinturas que no lleven blanco en su fabricación y, como resultado, deberías obtener un tono azul verdoso oscuro.

Para ello, tendrás que agregar más azul si ves que la mezcla está muy verde, y si por el contrario la ves muy azul, le añadirás más amarillo. Irás agregando estos dos colores hasta que llegues a un punto en que no logres diferenciar si el color tiene un toque azulado o si más bien lo tiene verdoso. En ese momento, sabrás que tienes el color exacto que buscas.

Mezcla el color turquesa oscuro

Mezcla el turquesa

Una vez llegues a ese punto en que ya tienes un color azul verdoso, significa que estás muy cerca del resultado que deseas. En ese punto, solo necesitas agregar un poco más de azul para llegar al color objetivo.

Así que le agregas ese poquito de azul, mezclas bien y listo, tienes el color turquesa.

Mezcla el turquesa azulado

Para hacer el color azul turquesa, partir del color base que mezclaste anteriormente hace el proceso mucho más sencillo. Esto se debe a que lo único que necesitas hacer, es aclarar la mezcla agregando pintura blanca.

Si tienes la intención de hacer una escala con los diferentes tonos del color turquesa, por las razones que sean, recuerda que al principio deberás añadir muy poco blanco y poco a poco irás agregando más cantidad para lograr los tonos que necesitas.

Cómo se hace el color turquesa claro

Como mencionamos anteriormente, es importante no agregar mucho blanco al principio, porque si quieres regresar a un turquesa más oscuro, vas a tener que volver a hacer la mezcla.

Si tratas de oscurecerlo agregando negro o cualquier otro color, lo único que lograrás será restarle saturación al color. Esto dará como resultado un azul turquesa que no se verá tan vivo, sino más bien un turquesa grisáceo.

Mezcla el turquesa verdoso

Mezcla el turquesa

Si quieres hacer tono de turquesa más bien tirando al verdoso, vas a partir de la misma mezcla que hiciste al principio, pero esta vez lo vas a aclarar con el color amarillo y el blanco.

Al hacer esta mezcla, es importante que tengas mucho cuidado con el color amarillo, porque es un color muy potente. Si te pasas de la cantidad que necesitas, la mezcla te va a quedar muy verde, así que, es mejor añadir el amarillo poco a poco a la vez que le vamos agregando el blanco.

Para aclarar este turquesa verdoso, vas a repetir la misma operación de ir agregando blanco y amarillo, hasta llegar a al tono de turquesa verdoso claro (también llamado aguamarina) que estás buscando.

Trabaja con otras pinturas

Otra forma de hacer el color turquesa es sustituyendo el color amarillo por el color verde. El proceso es el mismo que en las mezclas anteriores, vas a poner azul en la paleta y le vas a agregar verde. Luego vas a añadir más azul o más verde según lo vayas necesitando hasta conseguir el azul verdoso que buscas.

Recuerda que si estás dudando si el color que tienes es verde o azul, lo que necesitas hacer es agregar un poco más de azul y ya tendrás el color base listo. Para aclararlo, puedes utilizar únicamente el blanco para conseguir un turquesa azulado, o agregarle blanco y verde para hacer un turquesa verdoso o aguamarina.
Existen muchas formas de incorporar el color turquesa a tu vida. Si quieres hacerlo, entonces no te limites, En Turquezas todo lo que puedes necesitar para hacerlo y el único límite será tu imaginación.

Luna

Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquezas.com

Aqui encontraras todo sobre productos de colores turquesa desde la lencería hasta los accesorios de cocina, asi que te invitamos a que tomes asiento muy comodamente y disfrutes de nuestra gran variedad de productos.

Post Recientes

Siguenos en Facebook

Video de la Semana