Zapatos turquesas: cómo combinar y evolución

zapatos turquesas

¿Puedes imaginar cómo sería la vida sin zapatos? La documentación alusiva a los zapatos más antigua que se conoce, tiene más de 15.000 años y se trata de pinturas rupestres. En estas pinturas aparecen hombres con una especie de botines y una mujer que calza algo parecido a unas botas de piel. En un principio su uso era, sobre todo, ceremonial. La tendencia a ir descalzo perduró durante siglos. En el antiguo Egipto, cuando se presentaban esos casos, el faraón (u otros dignatarios) caminaba seguido de un sirviente que le llevaba las sandalias a su señor, como se muestra en una paleta de piedra del año 3000 A.C. En este artículo, queremos hablarte sobre la evolución de los zapatos y como combinarlos si son turquesas.

¿Qué pasa luego de que todos comienzan a usar zapatos?

No fue sino en Mesopotamia que los sumerios convirtieron el calzado en un artículo de uso general. Y una vez que todos comenzaron a usar zapatos, la moda y la cultura se hicieron cargo de su evolución

Carlos VIII se ponía zapatos con punta cuadrada para tapar los seis dedos que tenía en el pie y Luis XIV puso de moda los tacones al tratar de disimular su baja estatura así fue durante años. De manera que, quienes marcaban las tendencias de la época, eran los reyes. Hasta que sucede algo que cambia el mundo como se conocía en la época, incluso los zapatos: la Revolución Francesa.

En esta etapa de la historia, se procuró un zapato cómodo, por lo que el tacón fue desplazado para dar paso al zapato plano. Se trataba de escarpines estrechos y sandalias de tiras enlazadas, que recordaban a la antigua Roma.

Con el comienzo de la industria zapatera, empiezan a aparecer nuevos métodos de fabricación y modelos de zapatos. A finales de la década de los 30 en el siglo XIX, los botines son el calzado más popular.Fue en esta época que apareció el zapato Oxford. A finales de siglo, la industrialización permitió la producción en serie, por lo que, mandar a hacer un par de zapatos a un artesano era señal de pertenecer a una clase pudiente.

En el XX, con la incorporación de la mujer a la vida pública al comenzar a asistir a los trabajos de sus esposos por la guerra. Por ese motivo se hace evidente la necesidad de un calzado acorde con la vida que se lleva en el momento, y vuelve el zapato bajo, con su función práctica y una estética un tanto andrógina.

Es así como los zapatos se convirtieron en una parte fundamental de los atuendos, pues son tanto funcionales como estéticos. Además de proteger el pie de cualquier cosa que puedas pisar, el zapato sigue hablando de nosotros como individuos, de nuestros gustos, estilos y hasta nuestra posición económica.

Y, hablando de estilo, si quieres comprar unos zapatos turquesas puedes hacerlo en nuestra página.

Psicología del color turquesa

El turquesa es un tono parecido al azul que, en realidad, se ubica entre el azul y el verde de la escala cromática. Por supuesto, al encontrarse en medio, se le atribuyen características psicológicas de ambos colores, como la tranquilidad que transmite el azul y el crecimiento que del verde. El turquesa, además, tiene la energía que transmite el amarillo, convirtiéndolo en un color inspirador que promueve con la creatividad.

El turquesa es un color bonito que está vinculado con la serenidad, el control emocional y la claridad mental. Se trata de un color que promueve la innovación y creatividad, ligado al mar. También se le asocia con el equilibrio, la estabilidad emocional y la introspección.

¿Cómo combinar zapatos turquesas?

Existen varias formas de combinar un par de zapatos turquesas, pero lo que hagas al final dependerá de lo mucho o poco que quieras hacerlos destacar. Entonces, ¿qué opciones tienes? Bueno, existen tres:

  • Puedes optar por combinarlo con colores armónicos como los colores fríos: el azul o el verde pueden verse muy bien con zapatos turquesas. También puede verse bien con tonos de gris claro, blanco o negro. Y otras cosas que pueden verse armoniosas con el turquesa son los tonos de marrón grisáceo o algunos estampados de colores parecidos a los mencionados.

También tienes la opción de utilizar una escala monocromática con distintos tonos de turquesa. Este tipo de atuendos son muy populares en pasarelas de moda y existen una serie de atuendos que pueden verse muy bien en una escala monocromática. Si este estilo te llama la atención, puedes revisar nuestro sitio web y escoger las prendas, zapatos y accesorios que más te gusten.

Si, por otro lado, decides que quieres combinarlo por contraste, la opción más popular suele ser el rojo, pero también puedes usar un violeta oscuro o distintos tonos de amarillo e incluso salmón con el mismo fin. Sin embargo, para que estas combinaciones funcionen, es bueno tener varios accesorios de color turquesa, esto le dará una sensación de armonía general a tu forma de vestir, hará que el turquesa destaque.

Sin embargo, ten en cuenta que hay que tener cuidado con las combinaciones por contraste. Un contraste demasiado brusco entre dos o más colores puede producir lo que conocemos como desarmonía, es decir, una paleta de colores que resulta desagradable al ojo humano. Esto aplica tanto para atuendos como para cualquier otra combinación de color. Existen muchas formas de incorporar piedras turquesas, o el color turquesa a tu vida. Si quieres hacerlo, entonces no te limites, En Turquezas todo lo que puedes necesitar para hacerlo.

Luna

Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turquezas.com

Aqui encontraras todo sobre productos de colores turquesa desde la lencería hasta los accesorios de cocina, asi que te invitamos a que tomes asiento muy comodamente y disfrutes de nuestra gran variedad de productos.

Post Recientes

Siguenos en Facebook

Video de la Semana